domingo, 29 de enero de 2012

El Navegante

Me encantan los secundarios. Los papeles de personajes secundarios son los que complementan una buena historia. Leyendo la herejía hay muchas tramas transversales que son tan llamativas como la principal. Algo parecido paso con los personajes secundarios. En la primeras novelas me encantan el color que le da a toda la historia central, los rememoradores. En algunas de estas novelas aparece la figura del Navegante.

Como voy a poner un nuevo Gadget en el blog que enlace con blogs de pintura que llamen nuestra curiosidad y/o atención. Ellos serán nuestros Navegantes, los que nos guíen en nuestro viaje.

Os paso a contar que o quien es este personaje.



Los Navegantes son un tipo particular de mutantes que poseen el "gen del navegante" este les da la habilidad única de navegar a través de las corrientes de la disformidad. Por incontables siglos, los Navegantes han llevado a la humanidad a través de las estrellas. Solo ellos tienen el poder de guiar a las naves de la humanidad a través de las vastas distancias de la galaxia. Este poder les ha conferido un lugar especial dentro del Imperio del Hombre, y con el han ganado grandes riquezas y prestigio. Las familias nobles de los navegantes conocidas como Navis Nobilite , tienen un poder e influencia que abarca desde los mundos más lejanos hasta las cámaras de los Altos Señores de Terra. Es en esta posición privilegiada en la que un navegante nace, dotado de poderes únicos y extraños pasados a ellos por la sangre de sus ancestros. Aunque lo más probable es que se convertirán en uno más dentro de los de su tipo, ellos saben que se encuentran en un escalón mucho más alto que los ciudadanos comunes que habitan en los dominios del Emperador. Solo con entrenamiento y dedicación podrán subir en los rangos de su casa y probablemente tomar el lugar del amo y señor de la familia.

Los orígenes de los Navegantes se han perdido en la historia bajo los miles de años del Imperio, olvidados por el peso de siglos de conflictos y declive. Algunos eruditos especulan, que esta única subespecie fue el resultado de uno de los altamente prohibidos experimentos genéticos. Algunos dicen que el Emperador estuvo detrás de su creación en los primeros días de la Gran Cruzada, mientras otros suponen que fue una evolución espontánea causada por los primeros pasos del hombre a través del vacio de la galaxia. Cual sea el caso, el "gen del navegante" ha sobrevivido a lo largo de miles de años y sin el, el Imperio no podría ser mantenido y este dejaría de existir. Esta mutación no ha pasado a través del tiempo por accidente, si no que se ha perpetuado gracias a un estricto mantenimiento. Un navegante es el resultado de una cría selectiva y un riguroso seguimiento por parte de la Casa a la que pertenecen, que se encarga de controlar cada parte de su desarrollo. Incluso cuando alcanzan el rango de Navegante y dejan la protección de su Casa para realizar la tarea para la que fueron creados, sus lazos familiares se mantienen fuertes, recordandoles a donde pertenece su lealtad.

Mientras que el Navegante sirve al simple propósito de guiar a las naves a través de la disformidad, y han evolucionado admirablemente para esta tarea, tambien son capaces de tener un mayor control sobre el extraño poder que poseen y usarlo para otros propósitos. Estos extraños y poco entendidos poderes parecen ser el resultado de una afinidad única de los Navegantes hacia la disformidad, otro don de su alterado mapa genético. Se conoce muy poco sobre como funciona esta afinidad, o como exactamente es que los Navegantes no solo son capaces de ver a través de la disformidad si no tambien usar su voluntad para hacer pequeños cambios en las corrientes y olas de esta dimensión alterna.

Es común que todos los Navegantes tengan el "Ojo de Disformidad" o "Tercer Ojo". Éste ojo, localizado en la frente del Navegante, es el hecho particular que realmente señala a un hombre o mujer como dotados del Gen del Navegante.  Es a través de él que pueden desentrañar los caminos de la Disformidad y guiar con precisión y seguridad las astronaves imperiales. El Ojo de la Disformidad es totalmente negro, como la obsidiana, y aparte de las propiedades únicas que confiere a su mutante dueño, entraña un peligro directo para todo aquel que lo mire. Si quien mira directamente dicho ojo no es otro Navegante, se corre un grave riesgo. Como sus resultados pueden resultar aleatorios y díficiles de precisar, se limitan en aseverar que hay un auténtico riesgo de muerte por el simple hecho de mirar el Tercer Ojo directamente.

Fuente: Wikihammer

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...