martes, 5 de noviembre de 2013

Cañoneras en Apocalipsis Parte 2



Agradezco vuestra atención a mi anterior artículo.

Tal y como comenté en mi anterior entrada, le toca ahora el turno a las hermanas mayores de las cañoneras: La caestus, y la thunderhawk.


La caestus no es propiamente hablando una cañonera, o al menos no lo es al uso. Aunque su estética difiere de todas las aeronaves imperiales. Algunos la califican como "más fea que pegarle a un padre", pero lo cierto es que a mí me gusta. Se trata en realidad de una típica nave de asalto, con reglas especiales para llegar inmediatamente a cualquier punto del campo de batalla en un santiamén gracias a su regla supersónico. Y se supone que entre que se mueve a toda pastilla y además tiene blindaje 13 al frente y laterales (detrás tiene un patético 11) debe ser difícil de abatir. Lo que no me convence es su coste de 275, su tamaño masivo (es notablemente mayor que un Land Raider, y sin embargo solo tenga 3 puntos de armazón.




Su regla Misericordia ignora la regla Corpulento, de modo que lo mismo caben diez marines en servoarmadura que exterminadores. Y esto la hace muy práctica para enviar escuadras de élite a casi cualquier sitio.

Lo malo viene a ser lo ya dicho en el anterior artículo: de nada sirve que tenga la regla Despliegue rápido o Vehículo de asalto si cuando llega desde la reserva sus ocupantes no pueden desembarcar y asaltar. Además, la proliferación cada vez mayor de aeronaves y sistemas antiaéreos la hacen muy vulnerable por atrás. Demasiados puntos transportando valiosísimas tropas como para caer abatido a la primera de cambio.

Pero verla en acción es una delicia. Suponiendo que aguante el primer turno, en ese segundo puede recorrer una distancia considerable, embestir un vehículo, tirar 2d6 al realizar embestida (escoge el resultado más alto aplicándole +1), y convertir en fosfatina lo que tenga delante. Además, se salva de sus propios daños gracias a su tirada de salvación especial de 5+ contra ataques dirigidos a su frontal, incluyendo el propio de la embestida.

Digo que no es una cañonera al uso porque su panoplia de armas es bastante limitada, tan solo un magna melta, que viene a ser un cañón de fusión pero con área grande, y misiles firefury destinados a saturar de fuego el frente y eliminar tropa indeseable (F6, FP4, pesada 4, área de efecto de 3").

Dadas las circunstancias, hay mejores opciones por ese coste en puntos, especialmente por perder la sorpresa en esa jugada imposible de llegar desde la reserva, desembarcar, y que asalten sus ocupantes.

La formación de batalla "Caestus Trident Assault Force" no viene a mejorar nada sus deficiencias.

Y la verdad es que me llama la atención, me gusta. Probablemente me haga con una aunque solo sea para usar la regla "vale que no sirve de mucho pero mola un güevo".

La thunderhawk gunship es la reina de las cañoneras. Una máquina de guerra capaz de surcar los cielos repartiendo a diestra y siniestra como un crupier de casino. Su cañón thunderhawk es eficientísimo para eliminar infantería indeseada gracias a su alcance de 72" (180 cm), F8 FP3, área masiva = 20 marines haciendo compañía a sus antepasados. Pero si se quiere como cazador de máquinas de guerra puede reemplazarse por un  turbo láser, con igual alcance pero arma D y área grande.




Además, cuenta con dos cañones láser y cuatro bólteres pesados acoplados, que significan 12 disparos contra infantería y repitiendo los fallos.

Bajo las alas dispone de seis misiles hellstrike óptimos para abatir vehículos con blindaje de 12 o menos, pero también pueden ser reemplazados por un cargamento de bombas antipersonal que seguro va a dar pie a algunas risas. Por si fuera poco, es un vehículo de asalto, y transporta nada menos que 30 miniaturas. No es una broma. Además, al ser una máquina de guerra dispone de 9 puntos de armazón, aunque su blindaje de 12 (10 por detrás) tampoco es una maravilla.

Sus inconvenientes: 900 puntos de coste, y la faena de no poder asaltar desde la nave viniendo de la reserva.

Yendo al grano, hemos usado ésta máquina de guerra en algunas batallas, y de veras que no es tan fácil de abatir. Atrae mucho fuego enemigo que deja libre a tus otros voladores para atacar los puntos débiles del oponente. Vale que una máquina de guerra no gana por sí sola una batalla, pero sería un error grave pensar que si la dejamos por ahí deambulando no va a hacer gran cosa entre nuestras filas, porque cuando aterriza y vomita sus 30 marines al lado de un objetivo o en tu retaguardia empiezas a hacerte a la idea de que este cacharro es un forúnculo en el trasero.

Por su elevado coste en puntos, se trata de una máquina apta solo para grandes batallas, pero jugada correctamente puede dar lugar a momentos épicos y divertidos.

El Marauder, tanto en su variante de Bombardero como en la de Destructor, es una pieza a tener muy en cuenta. No es una cañonera, pero hace lo mismo o más que éstas, o sea, saturar de fuego una o varias zonas del campo de batalla. Y lo incluyo como excepción, ya que no es marine, pero pertenece a la Flota Imperial, no adscrita a cualquiera de los ejércitos convencionales.




Sinceramente, no me gusta demasiado el bombardero como tal (400 puntos), ya que una vez que ha descargado sus bombas se me antoja poco práctico, y además no me parece que su panoplia de armas sea lo suficientemente variada (bolter pesado acoplado, cañón láser acoplado, y doce bombas en la bodega de carga). Pero su variante "destructor" es una joyita por solo 425 puntos. Lo he visto muchas veces en acción y nunca me ha defraudado, o debería decir que sí lo ha hecho, porque cuando lo he padecido en mis carnes hubiera deseado menos eficacia en sus armas, y lamentablemente no ha sido así. Lleva tres cañones automáticos acoplados en el morro, un bolter pesado acoplado en la torreta del fuselaje, y un cañón de asalto acoplado en la cola. Todo esto lo convierten en extraordinariamente útil para derribar tanto aviones enemigos como tropa o vehículos ligeros, e incluso defenderse de los cazas que se le ponen a cola (¡este trasto no tiene ángulos muertos!). Lleva seis bombas en la bodega, pero se pueden reemplazar por seis misiles hellstrike bajo las alas y, creedme, esta segunda opción es bastante mejor. O resumiendo: en una pasada, esta máquina de guerra puede dirigir sus armas contra nueve objetivos distintos, y esto lo convierte en extremadamente útil y práctico.

Bajo mi punto de vista, éste último es quizá el volador con mejor relación eficacia/coste en puntos, y ciertamente será abatido en el segundo turno, quizá en el tercero si se juega bien, ya que su blindaje de 10 y sus nueve puntos de armazón no son para echar cohetes, pero para cuando caiga habrá amortizado de largo su coste en puntos.

En La Madre de Todas las Batallas el bando imperial contó con dos de ellos y jugaron un papel muy importante destruyendo vehículos de todo tipo, por no hablar de su efecto psicológico entre los jugadores enemigos.

Khoubal Narkas

Pensamiento del día: "Ni todos los demonios son malvados, ni todos los que dicen amar al Emperador están limpios de gravísima culpa."


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...