lunes, 9 de septiembre de 2013

La Madre de todas las Batallas



Antes de comenzar, pido disculpas por esta ausencia prolongada, pero he tenido que desaparecer de este y otros sitios para poder centrarme en esa batalla, que si no la madre de todas, al menos sí lo era de muchas. Me refiero a la batalla de Apocalipsis por el Record de España, jugada este Sábado 7 de Septiembre. La experiencia más excitante e intensa que he tenido hasta la fecha como jugador de warhammer 40000.



RETOS Y MAS RETOS.

Ha sido una batalla de records, de muchos. El bando Imperial la llevaba preparando concienzudamente desde Marzo. Se creó un foro de wassap desde donde coordinar y pergeñar maldades, con una media de 150 mensajes diarios, aunque en la semana previa a la batalla rebasábamos los 300 mensajes por dia. De locura.

El bando se reunió físicamente en tres ocasiones (dos de ellas en apenas 15 días), a razón de cuatro horas en cada quedada, y siempre llegando con los deberes hechos: listas de ejército redondeadas, y ocurrencias por escrito. Gracias a eso conseguíamos que nuestros ejércitos se complementaran y actuaran como uno solo, asignando tareas concretas a unidades y jugadores. A eso podríamos añadir una larga lista de llamadas telefónicas y no precisamente para preguntar por la familia.

Durante todos esos meses no solo hubo un esfuerzo enorme por crear un ejército de 100.000 puntos, sino que tambien hubo un ejercicio de espionaje y adivinación tratando de averiguar qué llevaría el enemigo y así poder neutralizar sus unidades y máquinas de guerra. Nuestros espías acertaron en todo, incluyendo los titanes que a última hora entraron a formar parte de los pérfidos xenos.

Es más, sabíamos que el caos podría aparecer con un par de titanes reaver, pero cuando vimos que el tiempo se echaba encima y sus forjas aun no habían comenzado a trabajar, llegamos a creer improbable esa información. En ese sentido he de reconocer que Jota, el jugador con Caos, nos sorprendió a todos con dos reaver fantásticos (¡y pintados!) construidos a partir de cero en tan solo un mes y medio. Me quito el sombrero...


Todo hay que decirlo: La mercantil Corintex Spain tambien puso su granito de arena con un precio fabuloso en las camisetas conmemorativas. Y la batalla no habría sido posible sin el apoyo del Excmo. Ayuntamiento de Alguazas, que nos cedió un local la mar de amplio y cómodo, donde además pudimos pernoctar en la noche del Viernes al Sábado.

Y como sabíamos que buena parte del bando xenos pasaría la noche allí también, el bando imperial decidió usar algunas de sus tácticas secretas para romper la concentración y la moral del enemigo. Esto se logró en buena parte gracias al uso del sofisticado poder psíquico "Disruptor Sónico de Actividad Onírica", aunque los malvados xenos han preferido llamarlo "Ronquidos Salvajes de Manuel" (bah, no pienso entrar en polémica). Y así fue: a la mañana siguiente teníamos a media docena de jugadores xenos incapaces de distinguir la mano derecha de la izquierda gracias a una larga noche de insomnio. La gentil Maria José veló no solamente su bólter sino también para que los pérfidos xenos no le metieran una zapatilla en la boca a Manuel, habrían roto con ello su descanso, y podrían haber anulado en parte la eficacia del Disruptor Sónico.

A jugar en el bando imperial vinieron Daniel, Carlos, Manuel, Joaquín, José Antonio, Jorge, Tono, Esteban, y Juan Manuel, representando grandes ejércitos de la Guardia Imperial, Marines Espaciales, Angeles Oscuros, Angeles Sangrientos, Hermanas de Batalla, y Caballeros Grises. Esteban, además, se llegó desde las Islas Canarias haciendo un gran esfuerzo en lo económico y en lo logístico. Lo dejó más o menos claro con su último mensaje de wassap el día de la víspera: "Alístate en la Guardia Imperial, te dicen. Verás mundos nuevos. El Emperador te lo pide, te recalcan... Lo que no te dicen es que te levantas al amanecer, cargas con todo tu equipo, agarras tu fiel rifle láser M36, y te metes apretadamente en el transporte Valquiria modelo "AirEuropa" mientras piensas que nadie te ha dicho en qué batalla vas a luchar..."

Por parte de los xenos estuvieron Octavio, Paco, Sergy, Ronin, Jota, Jorge (hermano de Esteban), Víctor, Jesús, y Luis, con grandes ejércitos de eldar, eldar oscuros, Marines del Caos, Demonios, y Necrones.

Mención especial para Oscar Dionisio Arenas, y Sergio Blanco, que vinieron desde Extremadura frontera con Portugal sólo para ver la batalla. Desde aquí mi más profundo respeto y agradecimiento. También estuvieron como asistentes tácticos, para mover minis y lo que fuera menester, Luis, María José (a ella se le había cedido 4 escuadras de sororitas), Alex, e Israel (el benjamín, con 12 años).


En cuanto a número de miniaturas no sabría precisarlo en este momento, pero si no rebasó las 3.000 miniaturas por ahí andaría. Sólo el ejército de Guardia Imperial de Joaquín ya contenía 400 miniaturas, y casi otro tanto el de Esteban. Así que por parte del bando imperial ya había más de 1.500 largo, entre tropa y vehículos.

Otro record estuvo en el despliegue: hasta la fecha nadie había hecho un despliegue oculto y simultáneo de un ejército tan grande. Se instaló una cortina de lado a lado en la mesa, y ambos ejércitos desplegaron sin saber a quien tenían en el frente. La sorpresa estaba garantizada.

Y ahí quedaron unos y otros cuando la cortina se quitó. Las fotos hablan por si solas.

Vista del campo de batalla justo al retirar la cortina tras el despliegue simultaneo


EL PRIMER TURNO.

Llegó el momento en que cada jugador, por cada bando, tiró un dado para determinar quien tendría la iniciativa. Y este fue otro momento en el que se notaron los efectos del "Disruptor Sónico de Actividad Onírica". Los xenos tuvieron una tirada bastante floja, hasta el punto de que ni siquiera hizo falta que el bando imperial tirara todos sus dados. Y salieron los primeros, claro.

La oleada de fuego en ese primer turno fue conforme a lo esperado. La Guardia Imperial y los titanes probaron su terrible eficacia destruyendo siete máquinas de guerra, un C'tan trascendente y tres generales enemigos. Los dioses permitieron a Lord Khoubal Narkas dar un paso más en su venganza contra los eldar, ya que uno de sus Caballeros Grises abatió a Eldrad Ulthran.

Llegado el turno de los eldar, se encontraron con que no había hueco entre las filas imperiales para desplegar sus bípodes, ni dragones del Caos, ni siquiera un mal regalo como adelanto de las Navidades, de modo que tuvieron que desplegarlos en su propio terreno, o sencillamente delante de la primera línea formada por la Guardia Imperial. Aun así, 4 titanes phantom y 2 titanes reaver del caos probaron su extrema eficacia barriendo todos los baneblades que tenían enfrente (que eran 8 si no me falla la memoria), mas otros 4 warhounds. Como bien dijo Maria José, "solo les ha faltado pasar la mopa". Pero aun así, haciendo el recuento de puntos de victoria tras el turno primero, el bando imperial ganaba por un punto a los xenos.

Lord Ossiriel el exodita. El tiranosaurio se merendó una docena de francotiradores ratlings antes de caer abatido a cañonazos.

EL SEGUNDO TURNO.

El segundo turno de los imperiales prometía ser emocionante con un despliegue brutal de 120 exterminadores de los Angeles Sangrientos teleportándose detrás de los phantom, y cargándoles con sus martillos del trueno. Una manada de jinetes Lobos del Trueno, de los Lobos Espaciales, aparecieron igualmente por detrás, capturando otro objetivo y haciendo limpieza general en la zona por donde salían. También fue el turno de la aviación imperial, en la que abatieron todo bicho volador enemigo, excepto una thunderhawk gunship del Caos (esos malvados la habían pintado de amarillo con los símbolos de los Puños Imperiales para confundirnos, pero su olor a gasolina requemada la delató).

Segundo turno. La aviacion imperial superaba en dos a uno a la xenos. Y de hecho eliminó por completo a sus enemigos.
Exterminadores de los angeles sangrientos trabandose y neutralizando a los phantom eldar

Flanco izquierdo. Al fondo, una hueste de demonios aparece frente a lo mejorcito de la guardia imperial. No sabremos lo que seria de ellos, ya que la partida se detuvo en este punto. El titán Aparecido fue reducido a cenizas por el inquisidor Coteaz y sus serviarmas, dentro del edificio. Las sororitas se encargaron de eliminar los bípodes eldar.


Y fue entonces que nos habíamos plantado ya en eso de la una de la madrugada, agotados física y mentalmente, y se dijo de acabar la partida dejándola en tablas.

Bueno, sí, venga, vale, lo dejamos en tablas... pero si se hubiera completado el turno imperial (en el que varios de sus titanes, especialmente el Warlord, aun no habían disparado) habría caido alguna que otra máquina de guerra más. Y lo que sí se hizo fue ver qué pasa cuando a un titán phantom le cargan 20 exterminadores con martillos del trueno. Y el resultado fue "pues no es para tanto". Las holopantallas desviaron el 50 por ciento de los impactos, y sus muchos puntos de armazón les garantizaron un siguiente turno, aunque eso sí, trabados en combate (y por tanto incapacitados para disparar). Las únicas máquinas de guerra operativas eran dos reaver de Nurgle y un warhound. El Imperio aun tenía un potencial terrible en capacidad de fuego, y especialmente en aviación y máquinas de guerra. A pesar de ello, y dadas las circunstancias, coincido en que lo más correcto fue dejar la batalla en tablas.

ALGUNAS REFLEXIONES TACTICAS.

En mi modesta opinión, la iniciativa siempre la tuvo el Imperio. Los xenos no consiguieron matar ni uno solo de sus generales y tampoco lograron penetrar sus filas, a pesar de la carnicería que montaron en el frente. Las holopantallas eldar probaron ser eficientísimas, y salvaron a no pocos de sus vehículos (algunos de ellos recibieron una auténtica lluvia de impactos que al final se quedaron en nada).

También creo que dejaron demasiadas unidades en reserva, sin percatarse de que el Imperio tenía Guardia Imperial para aburrir, significando poca o ninguna oportunidad para un despliegue rápido entre sus filas. Una pena, porque ya no veré qué les pasa a 50 diablillas cuando se quedan a 30 cm de 4 escuadras de armas pesadas de la Guardia Imperial (y 3 dotaciones/peanas cada una) y 10 tanques Lemann Russ apuntándoles con sus cañones, todo ello bien parapetado tras una línea Aegis. 

ALGUNAS REFLEXIONES NADA TACTICAS.

Solo por estar allí y ver lo que vi, ya mereció la pena. Creo que subestimamos nuestras fuerzas, y me refiero a las físicas y mentales, porque a las 10 de la noche ya estábamos para que nos diera algo. Solo de pensar en que la cosa acabaría bien entrada la madrugada desmoralizó a más de uno. Lo intentaron solucionar con bebidas al uso, de esas que llevan taurina y cafeína y no sé cuantas cosas más, pero sirvieron de poco.



Quizá la prueba fuese el relativo silencio con el que todos recogimos nuestros ejércitos.

Quizá cometimos un error de fondo al plantear esta batalla como una megabatalla sobre un tablero más o menos cuadrangular, en el que cualquiera podía interactuar con otro. Quizá habría sido mejor un tablero más alargado donde varias batallas de menor tamaño -y más ágiles- habrían sido las protagonistas. 

Por "quizás" que no quede, pero todo eso es a toro pasado...

Y cuando pienso en que hay gente que planea superar este record no puedo evitar un pensamiento de "pues lo llevan crudo", no porque no puedan, sino porque no saben lo que les espera. Les aseguro que para los organizadores va a haber tantas alegrías como penas.






CONCLUSION FINAL.

Disfruté como un enano. He participado en un evento que probablemente no se repita en los siguientes 30 años que me quedan -o que me creo yo que me quedan-, y que me ha permitido vivir intensamente la batalla no solo en el choque real, sino en los meses previos (en ese sentido bien puedo decir que jamás he jugado una batalla tan larga). He conocido gente nueva, encantadora, con la que pienso medir mis fuerzas en adelante, a veces en el mismo bando y otras en el contrario. Diría que todo eso fue general entre los de mi bando. A nivel muy particular, resulta que ahora tengo 15.000 puntos de ejército de Inquisición completamente pintados. Lord Khoubal Narkas y su facción Inquisitorial han ganado aun más fuerza y personalidad. Y ahora tengo al niño, Israel, que anda como loco queriéndose iniciar con Angeles Sangrientos.

Israel, con 12 años, se convirtió en el miembro más joven del grupo, apuntándose la destrucción de tres bípodes eldar







Khoubal Narkas 



Pensamiento del día (siguiente): "¡Oh, Dioses, una cama! ¡pero qué gran invento!".





Para los que desean ver mas fotos del evento.

14 comentarios:

  1. A lo largo de la noche ire editando la entrada con mas fotos del evento, muchas mas fotos....

    ResponderEliminar
  2. ENHORABUENA chicos!


    Hoy mismo le dedicamos un huequito!

    ResponderEliminar
  3. Como servidor que he estado allí, lo único que he echado de menos ha sido una cama.

    Pero por dios, que gustazo estar allí... Irrepetible. Una de las cosas que recordaras siempre.

    Por fin mis demonios vieron (aunque a unos metros de distancia) a Lord Khoubal Narkas. Es más feo de lo que imaginaba xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que es feo. Sigue luciendo las quemaduras en la cara, esas que le dejó el Land Raider de donde a duras penas pudo salir. Y sigue vistiendo la armadura de entonces, aun destrozada.

      Eliminar
  4. Felicidades por la partida y gracias por el "informe" y las fotos.
    Una envidia enorme!

    ResponderEliminar
  5. Alguien sabe de cuantos puntos es la partida apocaliptica record Guiness?...del mundo mundial por supuesto...y la de españa????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La de España es fácil: la nuestra
      La del mundo, tuvo lugar en el Battle Bunker de Los Angeles (USA). La partida fue a 739.247 puntos, con 864.057 miniaturas en la mesa.

      Eliminar
  6. Que se supone que ese dinosaurio xDDD



    pablo

    ResponderEliminar
  7. Fue la batalla mas intensa que jugado en mi vida, muchos meses de preparacion y muchas llamadas telefonicas para hablar con Manuel sobre la batalla, de todo esto me quedo con la cantidad de gente que paso por alli para darnos animos y sobretodo con todo el compañerismo que se respirio en cada bando.

    ResponderEliminar
  8. Como jugador xenos dire que lo mejor fue verlo todo montadito y echar la foto, como alguien llevaba casi todo en reservas y no tuve oportunidad de desplegarlo dire, la siguiente que sea una semana entera para que se pueda acabar xD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un dia de estos, descuida.
      Llevo meses maquinando lo que sería "un fin de semana Apocalíptico".
      No más de 100.000 puntos. No más de 6 jugadores por bando. Y una batalla que empiece a las 8 de la mañana del sábado y acabe a las 8 de la noche del domingo. Con las debidas pausas de una hora para comer a mediodía y para cenar. Y para dormir, claro.

      Eliminar
  9. ¿Alguien sabe alguna pagina de alcala de henares con quedadas que esté actualizada?
    Gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...