domingo, 10 de mayo de 2015

Sobre el despliegue...


El Warhammer40k no cumple el principio de equidad que buscan la mayoria de juegos de estrategia comerciales. Podríamos debatir infinitamente esta afirmación, quejarnos e incluso patalear pero es lo que tenemos por delante. Es un hecho con el que tenemos que lidiar. Esto implica que en nuestro juego se centra sobre la base de un enfrentamiento, con las unidades que vayan a participar independientemente de que un bando tenga ventaja sobre otro. Esto a su vez implica un mayor similitud a los juegos estratégicos militares donde no se rige por el principio de equidad. No importa cual bando tiene ventaja sino que la idea es jugar la simulación varias veces, para evaluar posibles desenlaces, y en base a los resultados, sacar unas conclusiones para aplicarlas a las tácticas o estrategias en el mundo real.


Antes de meternos a hablar sobre el despliegue tenemos que tener claro que es estrategia y que es tactica ya que lo hemos nombrado y así tengamos todos el mismo referente a la hora de leer/escribir este artículo.

La estrategia viene a ser el conjunto de acciones planificadas y coordinadas sistemáticamente en el tiempo que se llevan a cabo, para lograr un determinado fin o misión.

La táctica es el método o la forma empleada, con el fin de cumplir un objetivo y que a la vez contribuye a lograr el propósito general, de acuerdo a las circunstancias que tiene que enfrentar.

Juntando ambas palabras, entendemos que la estrategia permite preparar los planes y los elementos para ejecutar las acciones previstas, y la táctica, forma parte de la estrategia, pues la táctica es el conjunto de medidas y métodos que llevan a la practica el desarrollo de la estrategia.

Tomando como ejemplo, el juego de 40k, antes de jugar, tenemos que preparar un plan de juego, que es la estrategia, y luego aprovechar las cualidades de las unidades, para emplear la táctica, como el despliegue, negar flancos, priorizar objetivos, mantener un bloque, bloquear...

No existen listas autoplays. No existen listas sin estrategia. Hay listas que tienen una mayor exigencia y otras menos. Pero todas las listas necesitan la habilidad de su controlador para llegar buen puerto. En otra entrada quizá me detenga más en este punto pero dejo claro mi punto de vista para no llorar sobre que hacer o como desplegar frente a una Wolfstar, Screamstar, suputamadrestar, o los milyunospams

Algo fundamental en una partida de 40k es el despliegue. Una lista afiladisima en manos de un jugador en una ocasión poco hábil realizando un mal despliegue puede llevarte a perder la partida irremediablemente. Con este articulo no pretendo enseñar a nadie a desplegar ni siquiera una serie de rutinas para realizar un despliegue óptimo. Pero hay que tener claro una serie de cuestiones como:

Tener un mal plan es mejor que no tenerlo.

Planificar ayuda porque uno ya esta entrenado para situaciones similares que puedan ocurrir en el futuro. Esto nos lleva a prevenir y anteponernos a diferentes situaciones.  Planificar es la esencia de la estrategia.

Al final uno mismo es el que mejor comprende su lista, su ejército o su codex. No es óptimo basarse en la experiencia ajena ya sea a través de videos o blogs (al menos unicamente, si es positivo como algo complementario). La experiencia propia es el bien mas preciado. Es imprescindible saber con qué juegas, y eso sólo se aprende con la práctica.

El despliegue como hemos dicho es junto a la lista la base de edificación de nuestro juego. La importancia del despliegue es cuestión de técnica y creatividad. Siempre se me viene a la cabeza, cuando a traves de facebook, Arch a un oponente le coló infiltrado justo en la retaguardia una Cataclismo en una partida del ETC. Una jugada que sorprendió a su oponente y que puso a prueba su ingenio ya que tuvo que adaptar su estrategia. El resultado no lo recuerdo pero es lo de menos para este caso.

Las tiradas imposibles no existen. Si hay probabilidad por muy baja de que pase hay que valorarlo y tenerlo en cuenta. Una anécdota que quizá venga al pelo es de Pachi, uno de los Mariscales y jugador ETC, "...Aquí es cuando aprendí que aunque la probabilidad sea bajísima, estas cosas pasan, y en un torneo así hay que hacer que la probabilidad sea cero, manteniéndome siempre fuera de rango. Si me mantengo a 31UMs de Pask nunca podrá matarme, y si estoy a 25UMs de la moto nunca podrá asaltarme…".

Distinguir lo falso de lo verdadero. Es lo que tiene la red, hay multitud de opiniones y no se sabe muy bien quien hay detrás. Al menos, a priori. Así que hay que coger con pinzas todo lo que se lee o ve.

En Inteligencia emocional se afirma que la experiencia es lo que produce un evento. Digamos que la suerte se busca y en esencia se aprende jugando. 

Al generar la mayor cantidad de estrategias posible y compararlas a las estrategias de los rivales tendremos una mejor y mas eficaz visión del juego.

El despliegue se empieza a ir perfilando a la vez que configuramos la lista. A la vez que vamos elaborando la lista, en nuestro AB, libreta o en nuestra cabeza, prácticamente sin cuadrar puntos vamos teniendo una idea de lo que queremos de cada unidad. Estamos haciendo un ejercicio de planificación.

Uno debe de plantearse una vez tenga la lista configurada que misiones va a jugar y en que misiones le interesa tener o no tener la iniciativa. Luego plantearse como desplegaría si tuviese la iniciativa o no en la misma misión. Y a esto le tenemos que añadir como desplegariamos si tuviesemos de frente nuestra determinado ejercito y su posible lista. El porcentaje de mas a menos de los ejércitos jugados es bastante accesible, incluso a nivel local. Esto acota nuestros potenciales enfrentamientos y no exige un menor esfuerzo a la hora de planificar. Y también implica en eventos mas grandes la exigencia es mayor.

Con algunas listas que he usado, como la Wolfstar, uso la habilidad de exploración para redesplegar la/s unidad/unidades que junto al rasgo estratégico que te confiere Infiltración. Así obtengo una mayor libertad en mi despliegue juegue o no la iniciativa. Algunas veces la mejor manera de controlar la partida es cediendole el control del tablero a nuestro oponente, otras veces sera negar un flanco, saber que unidades dejar por Reservas o DR....todas estas tácticas dirigidas realizar un despliegue óptimo se pulen con la experiencia, jugando, no hay mas...

Conociendo tu lista y haciendonos una idea de posibles enfrentamientos, la colocación de los objetivos debe servir para facilitar la consecución de éstos y a su vez dificultar en la medida de lo posible el juego de nuestro oponente. Una vez más conocer nuestra lista nos facilitará la colocación de los objetivos, no es lo mismo tener un ejército móvil que uno estático...

Esta foto recurrente en muchos foros y blogs es el ejemplo grafico de como un despliegue puede llevar al traste una partida.
Corría otra edición y el joven de gafas jugaba cicatrices. Se sobreentiende que gana la iniciativa o se la ceden y deja todo en reserva. Situación que aprovecha el joven de sonrisa profident para desplegar una unidad de kroots infiltrando y negandole la posibilidad de salir por reservas. Ouch!!!!

Como véis en la imagen de mas arriba el despliegue es un punto clave en una partida de 40k. Un punto, éste, muy a tener en cuenta, y por supuesto que mejorando nuestros despliegues mejoraremos nuestro juego pero no es el único camino para mejorar nuestro juego.

Como véis solo hemos visto unos apuntes muy básicos sobre el despliegue. Espero vuestros comentarios.

2 comentarios:

  1. He petado con la foto.... ¿Antes se podía meter todo el ejército en reservas?. ¿A día de hoy es solo un porcentaje, no?. Buena entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas Custer. En quinta edición se podía dejar todo en reservas. Te quitas hasta dos rondas de disparo. Disculpame no haber respondido a tu comentario antes. Pero he estado mas liado q la pata un romano.

      Un saludo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...